Agosto

La huerta en verano es una locura, las plantas están en plena producción y la hierba crece sin parar.
Calabacines, pepinos y pimientos de Gernika han de ser recolectafos cada uno o dos días para conseguir su tamaño optimo.
Las judías verdes las recogemos una a una, con gran dedicación, lleva mucho tiempo, pero que ricas están! Tiernas y sin hebras. Nos gustan al vapor y conservando ese color verde brillante.

Pimientos de muchos tipos llegan de la huerta a la mesa, con el fin del verano empezamos a ver los colores rojizos que invitan a encender la lumbre y asar los deliciosos pimientos de Isla

Aprovechando las brasas de la barbacoa nos gusta asar berenjenas, para que tengan ese toque ahumado y que queda tan rico en un paté.

Los días de calor nada mejor que un buen zaziki a base de pepino, ajo y yogur!

Zanahorias y remolachas acompañan nuestras ensaladas.

Llegan los primeros puerros y comienzan a madurar las calabazas.

Esta época es también conocida como la segunda primavera, pues a parte de mantenimiento y recolecciones, hay un gran trabajo plantando y sembrando las verduras de invierno.

Disfrutamos comiendo de temporada, pues todo sabe mejor, apreciamos cada verdura en su época y esperamos ansiosos la llegada de las novedades.








Comentarios